Llevábamos desde 2009 esperándolo y ya lo tenemos aquí. Desde el 1 de enero de 2017 está vigente en España la ampliación del permiso de paternidad de dos a cuatro semanas, por nacimiento de hijo, adopción o acogimiento.

Fue la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, la que estableció por primera vez el permiso de paternidad, con una duración de trece días, introduciendo el artículo 48 bis en el Estatuto de los Trabajadores.

Por su parte, la Ley 9/2009, de 6 de octubre, de ampliación de la duración del permiso de paternidad en los casos de nacimiento, adopción o acogida, modificó el artículo 48 bis del ET, pasando el permiso de paternidad tener una duración de cuatro semanas ininterrumpidas.

Sin embargo, su puesta en marcha, que inicialmente estaba prevista para el 1 de enero de 2011, se ha visto aplazada año tras año, y no es hasta el 1 de enero de 2017 que esta ley entra en vigor.

¿Quién puede ser beneficiario?

Pueden ser beneficiarios de esta suspensión del contrato de trabajo, por un lado, los trabajadores por cuenta ajena incluidos en el ET y, por otro lado, los trabajadores por cuenta propia de los regímenes especiales.

En el caso de trabajadores por cuenta ajena, se podrá ejercitar este derecho:

(i) bien desde la finalización del permiso retribuido previsto legal o convencionalmente (mínimo 2 días), por el nacimiento, adopción o acogimiento, y hasta que finalice la suspensión del contrato por maternidad; o

(ii) bien, inmediatamente después de la finalización de la suspensión por maternidad.

En el caso de autónomos pertenecientes a los regímenes especiales, se podrá ejercitar este derecho:

(i) bien a partir de la fecha del nacimiento, de la decisión administrativa o judicial del acogimiento o de la resolución judicial por la que se constituya la adopción, y hasta que finalice la suspensión del contrato por maternidad, o

(ii) bien, inmediatamente después de la finalización de la suspensión por maternidad.

¿Cuáles son los requisitos para ser beneficiario de esta suspensión?

En primer lugar, se exige estar afiliado a la Seguridad Social en situación de alta o alta asimilada y, en segundo lugar, se exige tener cubierto un periodo mínimo de cotización de 180 días dentro de los 7 años inmediatamente anteriores a la fecha de inicio del periodo de suspensión o permiso o, alternativamente, 360 días cotizados a lo largo de su vida laboral.

¿Cuál es su duración?

La suspensión del contrato prevista es de 4 semanas ininterrumpidas, ampliables en 2 días más por cada hijo a partir del segundo en el supuesto de parto, adopción o acogimiento múltiples.

Esta suspensión se puede disfrutar en régimen de jornada completa o en régimen de jornada parcial. En el caso de la jornada parcial, es imprescindible el acuerdo previo entre el empresario y el trabajador afectado y, que la jornada realizada a tiempo parcial no sea inferior al 50% de la correspondiente a un trabajador a tiempo completo.

¿Es compatible con el permiso de maternidad?

El permiso de paternidad es incompatible con el de maternidad, por nacimiento, adopción o acogimiento cuando haya un solo progenitor. Tampoco será compatible, en los supuestos de adopción o acogimiento, cuando, habiendo dos progenitores, el solicitante haya disfrutado en su totalidad de la suspensión por maternidad.

Sí que será compatible en los siguientes casos:

  • Cuando haya disfrute compartido de la maternidad. Es decir, si la madre cede parte del permiso de maternidad al padre, esto no impedirá que el padre pueda disfrutar también del permiso de paternidad.
  • Con el subsidio por maternidad íntegro del otro progenitor en el supuesto de fallecimiento de la madre. Es decir, si la madre falleciera, el padre podría disfrutar de ambos permisos.
  • Con el subsidio por maternidad íntegro del otro progenitor, en el supuesto en que la madre realice una actividad profesional que no dé lugar a su inclusión en el sistema de la Seguridad Social ni en una mutualidad de previsión social alternativa. Si la madre no tuviera derecho a permiso de maternidad, el padre podrá disfrutar ambos.
  • Con el periodo al que hubiese tenido derecho el otro progenitor por haberse reconocido a la madre biológica el subsidio no contributivo por maternidad. Este supuesto no es aplicable a los casos de adopción y acogimiento. Se trata del supuesto en el que la madre no ha cotizado el tiempo suficiente para tener derecho a una prestación contributiva por maternidad, pero si a una prestación no contributiva (42 días). En estos casos el padre podrá compatibilizar las cuatro semanas del permiso de paternidad con los 70 días que hubiesen correspondido a la madre (en adición a los 42 días de subsidio no contributivo) si hubiese tenido derecho a las 16 semanas de permiso de maternidad habitual.

¿Cuál es el importe de la prestación de paternidad?

Consistirá en un subsidio equivalente al 100% de la base reguladora que esté establecida para la prestación por incapacidad temporal derivada de contingencias comunes, tomando como referencia la fecha de inicio el periodo de descanso.

La base reguladora es el resultado de dividir el importe de la base de cotización del trabajador en el mes anterior al de la fecha de iniciación de la incapacidad por el número de días a que dicha cotización se refiere (en general el divisor será 30, para obtener el importe de la base de cotización diaria).